Menu usuarios

La isla de Hvar

La famosa isla de Hvar

La isla de Hvar no es todo fiesta, aunque la llaman “la Ibiza Croata”. No todo va de glamour y postureo, o solo de sol, mar, playas, lavanda y buen comer. Hvar es un buen mix. Nosotros la descubrimos navegando.

Hay que tener en cuenta que Hvar está de moda: es uno de los 4 destinos más “trending” de Europa en 2018. En la aplicación “European Best Destination” así lo han votado los viajeros de todo el mundo. Allí vamos, a Hvar, uno de los mejores destinos para este verano:

Las playas son muchísimas, y con el barco llegamos a todas. Cuando decimos playas, hablamos de gravilla y piedra, calas escondidas y mar cristalino. Nuestras opciones preferidas son estas:

Pakleni

Delante del pueblo de Hvar está el archipiélago de unas 20 islitas llamadas Pakleni. Las más famosas son San Clemente (playa Palmizana, rodeada de un bosque de pinos, tiendas y restaurantes), Marinkovac, la más cercana Jerolim y Marinkovac (playa naturista Stipanska), pero por eso allí llegan muchos taxi boats.

pakleni

 

Perna

 

Mlini

Lugares con encanto

El pueblo de Hvar – imprescindible. Muy mediterráneo y único, pero a la vez el más famoso, turístico y más caro que el resto. A tenerlo en cuenta.

Hay que sudar un poco y subir a la Fortaleza Española para disfrutar de las vistas. Perderse por las callejuelas de piedra. Descubrir el teatro más antiguo de Europa (construido en el año 1612). Tomar algo en el bar Teraca lejos de todo el mundo, y también cerca de todo el mundo en Carpe Diem o Hula Hula.

Stari Grad es la ciudad más antigua en Europa. No es broma, fue fundada por los Griegos el año 384 a.c. Además está en la lista de la UNESCO: sus  llanuras de viñedos y olivares han mantenido el sistema geométrico de división de tierras para el cultivo desde la época griega prácticamente intacta hasta la actualidad. Para nosotros es importante por ser un puerto natural muy bien protegido, con servicios de marina, allí será nuestro amarre. Es un típico pueblo con encanto con casas de piedra, plazas y callejuelas. Toca pasear, dejarse llevar y relajar…

Si tendremos tiempo, a 3km en el interior está el pueblo de Dol, ideal para ir y cenar en una de sus tabernas típicas.

La isla de Hvar se conocida por sus campos de lavanda. Durante los meses de primavera se tiñe de violeta, perfumando la isla con fragancias mediterráneas de lavanda, romero y pino. Vale la pena visitar los pueblos en el interior como Velo Grablje. Esto si es viaje al pasado, al Mediterráneo tal como era…

Actividades

A parte de los buenos restaurantes y tabernas, las bodegas para degustar el vino tinto local plavac mali, las fiestas en los clubs de verano, la típica foto con algún actor o futbolista mega famoso, el shopping en galerías escondidas en las casas de piedra, se pueden practicar varias actividades deportivas. Para nosotros las preferidas y las más fáciles son las del mar: snorkel, natación por las calitas, sea-kayaking,  psicobloc  o “deep-water soloing” – escalada sin cuerda sobre el mar.

Y como no, el atardecer…

,

Comments are closed.